4 de abril de 2011

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA


Tras ver el video sobre la obsolescencia programada, emitido en televisión española, he de decir que me he quedado un poco sorprendido con lo que se hace en la industria, y tengo que decir que la obsolescencia programada tiene una gran cantidad de desventajas aunque también tiene alguna ventaja aunque sea mínima.

Voy a empezar con la ventaja que considero que tiene. Al principio cuando las cosas se fabricaban para que duraran mucho, en las fábricas no creo que hubiera muchos trabajadores y estos no tendrían mucho trabajo, ya que la gente sí que compraba sus productos, como en el caso de la bombilla, pero compraban una y ya no compraban más porque su duración era muy larga.

Con la norma que impusieron de fabricar bombillas de 1000 horas (si no se cumplía, el fabricante recibía una dura sanción económica) o las medias para que fueran frágiles y se rompieran rápido y de forma fácil. Con esto lo que se hacía era que la gente comprara más productos, por lo que se requería una mayor fabricación y un mayor número de trabajadores, por lo que con la obsolescencia programada se aumentaban los puestos de trabajo.

Pero como he dicho antes lo que más provoca son desventajas.

Una de ellas, es que se les obligaba a los científicos a inventar algo peor de lo que ya habían inventado, como en el caso de las medias. Eso suponía un atraso para su vida, ya que habían dedicado mucho tiempo en ella para llegar a lo máximo y ahora les estaban ordenando que hicieran algo inferior a lo que podían.

Otra desventaja es que la gente tenía que renovar las cosas y los aparatos cada muy poco tiempo, lo que suponía un gasto económico alto, lo que mucha gente no se podía y no puede permitirse.

Con la obsolescencia programada la gente ha empezado a comprar por comprar, en muchos de los casos aparatos que en realidad no van a utilizar o no necesitan y que van a utilizar una vez o dos y lo van a abandonar en el armario.

Pero para mí el mayor problema y desventaja que está creando todo esto, es la contaminación que provoca y sobre todo en el tercer mundo, donde se envían todos los resididos electrónicos que no valen y no funcionan. A esto hay que sumar, que las empresas envían dichos residuos de una forma más bien "ilegal" ya que envían los residuos como si fueran aparatos de segunda mano para que supuestamente se reutilicen en esos países, pero esos aparatos no sirven nada más que para chatarra.
Todo esto está haciendo que desaparezcan en esos países, paisajes, ríos y zonas naturales donde la gente de esas tierras hacía su vida.

Como conclusión decir que creo que se debería de intentar regular un poco la obsolescencia programada, es decir, ni para los fabricantes ni para los consumidores, en lugar de fabricar bombillas de 1000 horas hacerlo de 3000 horas, por ejemplo, o como se ve en el documental en lugar de terminar de pagar un aparato o producto y tener que comprar otro, que tengan una duración mayor para su disfrute.

Aunque en realidad todos sabemos como están las cosas y como funciona esto y ese cambio o acuerdo es muy difícil que llegue a ocurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada